fbpx
-El blog para la gente que viaja a Japón-

5 visitas imprescindibles en Tokyo

Si tenéis planeado viajar a Tokyo no hará falta que os hablemos de Shinjuku, Akihabara o el cruce de Shibuya porque seguro que los tenéis en vuestra lista de “must see”. Así que hoy os diremos 5 visitas que hacer en Tokyo que, aunque no son ningún secreto para nadie, a nosotros nos parecieron especiales. Tomad nota:

El Parque Ueno

Entre el asfalto tokiota existen parques y zonas verdes que pueden ser un auténtico oasis de paz para aliviar vuestra sobredosis sensorial. Es el caso del parque Ueno. Muchos lo conocen porque alberga los principales museos de Tokyo y solo por eso ya merece una visita. Pero creemos que lo que más vale la pena es dejarse perder por sus senderos, visitar su pequeño templo y dar un paseo rodeando el lago. Con el buen tiempo se pueden alquilar unas barquitas (en forma de cisne…estos japos!) pero si vais en verano ni siquiera veréis el agua porque los nenúfares gigantes lo cubren todo. Un auténtico espectáculo y un buen lugar donde descansar vuestros pobres pies. Según cómo, ni siquiera parece que estés en Tokyo.

Kappabashi

Para los amantes de la cocina y del menaje Kappabashi es el paraíso.
Un barrio dedicado a todo lo que tiene que ver con el mundo de la restauración y la cocina, aquí encontraréis cientos de tiendas donde comprar cerámica artesana, auténticos cuchillos japoneses hechos a mano, palillos, tazas, bols de ramen….y algo que sólo encontraréis en Japón: ¿sabéis esas reproducciones de comida y bebida que habéis visto en todos los restaurantes? Pues aquí están las tiendas donde las crean y las venden. Sin duda de lo más curioso y original que podéis comprar en Japón, aunque no es barato precisamente.

Línea Yurikamome ( Odaiba )

Existen varias maneras de llegar hasta la bahía de Odaiba pero nosotros os aconsejamos que probéis la linea Yurikamome. Se trata de un tren sin conductor, así, tal cual. Todo el trayecto está automatizado y calculado al milímetro. Si podéis sentaos en los primeros asientos y tendréis la sensación de ir en una montaña rusa (pero de las suaves, no cunda el pánico).
El billete no está incluido en Japan Railpass pero vale la pena pagar los 380 yenes (ese es el precio máximo, depende de dónde os bajéis). El trayecto dura apenas media hora pero las vistas de la bahía, del Rainbow Bridge y de la costa de Tokyo con el skyline son espectaculares. Es una gran idea ver la puesta de sol desde Odaiba y observar cómo Tokyo se ilumina poco a poco. Aseguraos de llevar la cámara de fotos.

TIP: coged el tren en Shiodome e id hacia Shimbashi que es la primera estación de la linea (es decir, una parada “hacia atrás”). Bajad del tren, dejad que suban todos y poneos en la cola. De este modo seréis los primeros y podréis sentaros justo en la ventana delantera (y si no esperad al próximo tren, salen cada 5 minutos). De nada 😉

Templo Zojoji

Si vais a visitar la Tokyo Tower os encontraréis en vuestro camino con el Templo Zojoji. Este importante santuario budista os regalará una imagen fantástica combinando la parte más tradicional con la más moderna y de nuevo encontraremos ese remanso espiritual entre tanto caos: podéis practicar caligrafía japonesa en el interior del templo, admirar la gran campana Daibonsho, visitar el pequeño santuario sintoísta Kumano o admirar con todo respeto cientos de estatuas jizo con sus molinillos de viento (son deidades que protegen a los niños, por eso los baberos y los gorritos). Aprovechad el ambiente místico del lugar, en cuanto salgáis de allí volveréis al caos de Tokyo. Es la gracia de esta gran ciudad, sus contrastes.

Mirador del Gobierno Metropolitano

Tokyo se tiene que patear, tienes que destrozarte las piernas, coger mil metros y recorrer kilómetros y más kilómetros para empaparte de esta gigantesca ciudad. Pero sería imperdonable no verla desde las alturas y la mejor manera de hacerlo es desde los miradores del Gobierno Metropolitano, porque es gratis, más que nada. Por supuesto que puedes gastarte tus yenes en subir a la Tokyo Tower o a la Skytree (bastantes yenes, por cierto) pero desde estos miradores podrás contemplar justamente esos edificios emblemáticos de Tokyo, así que vale la pena.
El Gobierno Metropolitano se encuentra en Shinjuku, en pleno corazón financiero y administrativo de Tokyo. Existen dos miradores, uno en la torre norte y otro en la torre sur. La torre norte es la que permite mejores vistas y tiene un horario más amplio de visitas (hasta las 23 horas)pero en verano de 2019 se encontraba en obras. Si podéis elegir id a la norte si no subid igualmente, no os arrepentiréis.
Os mirarán las mochilas en el control de la entrada y haréis cola para acceder al ascensor que os subirá 45 pisos en un plis plas. Una vez arriba entenderéis que Tokyo es inabarcable y maravillosa. No sufráis, no hay límite de tiempo en la visita así que disfrutad de las vistas panorámicas o tomad algo en la cafetería, con un poco de suerte quizá incluso podéis ver el Monte Fuji.

COMPÁRTELO SI TE HA GUSTADO :)

Email
Facebook
Twitter

No te pierdas estos otros artículos!